Vitrinaje

bigstock-Mannequins-in-a-fashion-store-27473099.jpg

A finales de los 90´s se impartía en Guatemala un curso de Mercadeo Visual y Vitrinaje, en el cual estuve matriculada, y que por la llegada de una de mis bebés, tuve que dejar inconcluso. Lo cierto es que, fue un tema que acaparó mucho mi atención. Los fundamentos para la composición armónica de las vitrinas se basaban en el comportamiento del consumidor, teoría del color e historia del arte.  Recuerdo las clases al final de la tarde. Hacíamos un recorrido por las distintos estilos y muestras de piezas de arquitectura, pintura y escultura de distintas épocas, proyectadas con diapositivas al estilo de la película “La Sonrisa de Mona Lisa” protagonizada por Julia Roberts.

Los casos de éxito estudiados en clase eran las maravillosas vitrinas de los almacenes de Saúl E. Méndez, pioneros en el arte del mercadeo visual. Es indudable la influencia de las escenas, los maniquíes, lo atrevido e insinuante que puede ser el recorrido por la vitrina de un almacén. 

Viendo el proceso de decisión de compra actual de los millennials y la generación Z, comprendo que los esfuerzos de mercadeo visual tienen hoy una vitrina abierta al mundo 24/7. Esto permite que los artículos puedan ser captados por ojos de personas que quizás nunca caminarán frente al almacén, pero sí serán atraídos por las modernas estrategias de contenido, los fashion photoshoots, las historias patrocinadas en social media. Todo esto constituye hoy por hoy, esas amplias y hermosas vitrinas que logran la conversión, el anhelado clic al botón “añadir a la carretilla”. Todo un un equipo atrás haciendo posible la armonía y velando porque la imagen refleje la personalidad de la marca y cuente la historia con un hilo conductor coherente, usando un escenario con artículos relevantes, cotidianos y significativos para el consumidor.

Una vitrina puede mostrar, educar y hacer soñar. Las plataformas virtuales, de igual forma, pueden encaminar los pasos del consumidor para poder entrar en contacto con tu marca de productos y servicios y decir “deme uno como el de la vitrina”.

 Ana Fabiola Coloma

Ana Fabiola Coloma