¿Por qué mi marca no impacta como debiera? Parte 2 de 3

Para que una marca sea atractiva, comprendida, recordada y elegida, necesita cuidar de 3 componentes básicos: identidad, una historia que contar y los puentes de conexión con su audiencia. Puede que tu marca no tenga bien establecidos esos componentes, lo que puede estar causando que tu audiencia no la comprenda, no la escuche, no se conecte y no la consuma.

2. Una historia genial que contar

Un consumidor que entiende el por qué de lo que una marca hace, está más cerca de apretar el botón de llamado a la acción, que aquel que no comprende la esencia de la marca. Cuando una marca ha identificado su esencia y personalidad, tiene la capacidad de crear lineamientos que marquen la manera en que se comunica, las cosas que dice y lo que quiere provocar con esa comunicación. Un mensaje claro y consistente permitirá una conexión mental, y una historia atractiva permitirá una conexión emocional del target.

¿Entiende claramente tu audiencia qué le provee tu marca, cuál es el proceso de compra y qué garantías obtiene al consumirla? Estos aspectos más básicos de la comunicación de la marca parecieran pasarse por alto pensando que es algo lógico o fácil de entender, pero no es así. Para que una marca se comunique efectivamente debe tener bien definido un universo verbal, el tono correcto y frases efectivas que aparezcan consistentemente en su sitio web, presentaciones, speech de ventas y en su comunicación publicitaria. El cerebro humano es atraído a mensajes claros, pero se aleja inmediatamente de lo confuso y desordenado.

¿Conecta tu historia emocionalmente con tu target? Al iniciar una conversación, las marcas debieran tener la capacidad de medir si se están haciendo entender.  El storytelling es un método ancestral comprobado que puede hacer que los consumidores ubiquen de manera más clara los problemas que la marca les ayudará a resolver. Como en cualquier buena historia, debe existir un personaje principal o héroe que va de camino a lograr un objetivo, pero que atraviesa problemas y dificultades que lo alejan de su meta. Aparece entonces un sabio, un mentor, un personaje que lo equipará y ayudará a alcanzar ese objetivo. Las marcas que tienen éxito, entienden que el héroe de la historia no es la marca, sino el consumidor, y la marca quien les inspira y equipa para alcanzar su meta. Hollywood conoce el secreto del storytelling, y es por eso que provoca fácilmente que la audiencia se conecte emocionalmente con sus historias, porque se ven reflejadas o inspiradas a ser como ese personaje principal o héroe.

Bien sea que busques un mensaje para presentar tu marca por primera vez, o para comunicar una promoción específica, necesitas encontrar una manera genial de contar tu historia, para conectar mental y emocionalmente a tu target.